Saltar al contenido

Castillo de Sagunto

vista del castillo de sagunto

¿Alguna vez has escuchado hablar del Castillo de Sagunto, pero no sabes cuál es su historia, su arquitectura y las conquistas que ha vivido a lo largo de los años? ¡No busques más! En este artículo, te adentrarás en la riqueza histórica que esconde esta emblemática fortaleza y cómo sus murallas cuentan las historias de su pasado. ¡Comencemos!

Historia del Castillo de Sagunto

Orígenes y época íbera

El Castillo de Sagunto es una fortaleza que se encuentra en la localidad valenciana de Sagunto. Sus orígenes se remontan a la época íbera, aproximadamente en el siglo V a.C. Esta antigua fortaleza, conocida como Arse en ese tiempo, fue fundada por los íberos y luego ocupada por cartagineses, romanos, visigodos, árabes y cristianos.

Asedio de Aníbal y época romana

Uno de los episodios más destacados en la historia del Castillo de Sagunto es el asedio de Aníbal en el año 219 a.C. El general cartaginés intentó conquistar la ciudad, que era aliada de Roma, dando inicio a la Segunda Guerra Púnica. A pesar de la resistencia de los saguntinos, la ciudad cayó en manos de Aníbal.

Tras la derrota de Cartago en la guerra, Roma tomó el control del territorio y reconstruyó la ciudad bajo el nombre de Saguntum. Durante la época romana, se realizaron numerosas obras en el castillo, como la construcción de murallas, torres y el foro provincial.

Época visigoda y conquista árabe

Con la caída del Imperio Romano, los visigodos ocuparon la península ibérica y, con ella, el Castillo de Sagunto. Sin embargo, en el año 713, los árabes conquistaron la ciudad, y durante casi cinco siglos, el castillo estuvo bajo dominio islámico. Los árabes dejaron una gran huella en la arquitectura y estructura del castillo, como veremos más adelante.

Reconquista y época moderna

Finalmente, en 1238, el rey Jaime I de Aragón reconquistó el Castillo de Sagunto, incorporándolo al Reino de Valencia. A partir de ese momento, la fortaleza vivió numerosas reformas y ampliaciones para adaptarse a las necesidades militares y a los avances en la arquitectura bélica.

castillo en sagunto

Arquitectura del Castillo de Sagunto

Un conjunto arquitectónico diverso

La arquitectura del Castillo de Sagunto es un reflejo de su rica historia y de las diferentes culturas que lo ocuparon. El conjunto está dividido en siete plazas o recintos fortificados, cada uno con sus propias características arquitectónicas y funcionales.

Elementos íberos, romanos y árabes

En el castillo, podemos encontrar vestigios de la época íbera, como la muralla íbera en la Plaza de la Conejera, así como elementos romanos, como el foro provincial y las termas en la Plaza de Armas. Además, la presencia ár

abe en la arquitectura del castillo es evidente en la Torre del Espolón y la Alcazaba, donde se observan las técnicas constructivas y los elementos decorativos propios del estilo islámico.

Adaptación a la época medieval y moderna

Tras la Reconquista, el Castillo de Sagunto se adaptó a las necesidades defensivas de la época medieval y moderna. Se construyeron nuevas murallas y torres, y se reforzaron las estructuras existentes. También se llevaron a cabo ampliaciones y remodelaciones en la Alcazaba y en otros recintos para alojar a la guarnición y a la población civil en caso de asedio.

interior del castillo de sagunto

Conquistas del Castillo de Sagunto

A lo largo de su historia, el Castillo de Sagunto ha sido objeto de numerosas conquistas y reconquistas. A continuación, se presentan algunos de los episodios más destacados:

Asedio de Aníbal

Como mencionamos anteriormente, en el año 219 a.C., Aníbal, el general cartaginés, asedió y conquistó la ciudad de Sagunto, dando inicio a la Segunda Guerra Púnica. A pesar de la resistencia de los habitantes, la ciudad fue tomada y parcialmente destruida.

Conquista romana

Tras la derrota de Cartago en la Segunda Guerra Púnica, el territorio de Sagunto pasó a formar parte de la provincia romana de Hispania. La ciudad fue reconstruida, y el castillo recibió nuevas estructuras y fortificaciones romanas.

Conquista árabe

En el año 713, los árabes, liderados por Táriq ibn Ziyad, conquistaron el Castillo de Sagunto. Durante su dominio, que duró casi cinco siglos, el castillo fue objeto de numerosas reformas y ampliaciones, incorporando elementos del arte y la arquitectura islámica.

Reconquista cristiana

El rey Jaime I de Aragón reconquistó el Castillo de Sagunto en 1238. Desde entonces, la fortaleza ha sido objeto de diversas reformas y ampliaciones para adaptarse a las necesidades defensivas y a los avances en la arquitectura militar de la época.

En resumen, el Castillo de Sagunto es un lugar que atesora una rica historia y una arquitectura diversa, resultado de las diferentes culturas que lo han ocupado a lo largo de los siglos. Su visita es una oportunidad única para adentrarse en el pasado de esta emblemática fortaleza y descubrir las historias que sus murallas guardan. No dudes en incluirlo en tu lista de destinos para conocer más sobre la historia y la arquitectura de los castillos de España.